23 enero 2012

Jugaríamos el ascenso...

Somos uno de los seis mejores equipos de la categoría. No es una opinión. Es una realidad. Ha terminado la primera vuelta y todos los equipos se han enfrentado entre sí. Deportivo y Valladolid subirían directamente. Hércules, Elche, Celta y Almería jugarían la "repesca". Atrás una cola que quiere, pero no puede. La clasificación es clara. El Almería es uno de los elegidos.

Los resultados que hemos ido cosechando desde el principio hasta hoy han llevado una regularidad permanente. Fuera hemos arrancado muchos puntos y en casa no hemos caído jamás. Es lo que debe hacer siempre cualquier equipo. Esta tónica la perdimos tras la marcha de Emery y Lucas Alcaraz la ha recuperado.

Distinto a los resultados ha sido el devenir del juego desplegado. Éste sí ha ido en alza con el paso de las jornadas. Esto no evita que siempre supimos a qué jugábamos. Todo comenzó con un juego soporífero por parte de nuestro equipo. Alcaraz jugaba con una táctica defensiva y con ella se sacaban adelante los encuentros. Éste método fue evolucionando, hasta el punto de protagonizar auténticos partidazos. Hoy somos uno de los mejores equipos ofensivamente, aunque esto conlleva ser más vulnerables defensivamente. Obviamente todo no se puede tener.

Lo importante es, que de una forma u otra, los resultados han sido positivos y eso es gracias a que Lucas Alcaraz ha sabido qué hacer en cada momento. Sinceramente no me esperaba el cambio que hemos dado a lo largo de la primera vuelta, aunque lo festejo. Reconozco que Alcaraz me está sorprendiendo para bien. Seguramente en aquellos partidos en los que hacíamos un fútbol paleolítico había un por qué. No hay que olvidar que somos un recién descendido de Primera, la plantilla quedó sin los hombres más importantes y el descenso vino por ser un equipo sin ninguna identidad, que hizo cosechar resultados realmente bochornosos.

Eso es agua pasada. Las heridas cicatrizaron y hoy estamos de nuevo llenos de vitalidad. Sólo hay que mirar donde nos situamos en la clasificación. De ser fin de temporada jugariamos los play-off de ascenso, algo que sinceramente sería apoteósico. Obviamente el ascenso directo sería mucho mejor, pero hay que ser realistas. Por supuesto que se podría dar el caso. Si es así bienvenido sea. Sin embargo, no creo que haya nadie que pueda exigirle al equipo quedar entre los dos primeros con la planificación de temporada que hubo. Antes de comenzar la campaña lo dije y tras la primera vuelta lo reafirmo. No tenemos una de las dos mejores plantillas de Segunda. Hay equipos más fuertes que nosotros y de eso tenemos que ser conscientes. Por cierto, ya se han puesto en cabeza mis dos favoritos para las dos primeras plazas, Deportivo y Valladolid.

Lo importante es que estamos donde queríamos, y ahí deseamos acabar. Hay que mantener la línea. Sería una grata sorpresa luchar por el ascenso en esos play-off. Pase lo que pase en ellos, el objetivo se habría conseguido. Repito, alcanzar el ascenso directo sería una auténtica bomba. Si esto pasase, Alcaraz es el nuevo mesías.

1 comentarios:

Nico Garcia dijo...

Sinceramente, aunque suene una tontería quiero que nos quedemos entre los dos primeros. No quiero jugar la promoción, sería mucho sufrimiento y la realidad es que de cuatro suben uno, no es tan bonito como lo pintan.

También creo que si nos esforzamos todos y se hacen las cosas como se deben de hacer, podemos quedarnos primeros o segundos.

Un saludo!

Publicar un comentario

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.